Seminario Asia como laboratorio de la posmodernidad
Byung Chul-han, la sociedad del cansancio y el panóptico digital: una aplicación de su obra filosófica en la crónica moderna de viaje por Corea, China y Japón.


Módulo 1
Corea del Norte y Corea del Sur: de la sociedad disciplinaria a la sociedad del cansancio.
-Corea, dos caras extremas de una misma nación (Wizenberg-Varsavsky)
-La sociedad del cansancio (Byung Chul-han)
-Psicopolítica (Byung Chul-han)


Módulo 2
Un estudio del Japón contemporáneo desde el encierro de un hotel cápsula: la sociedad de la transparencia y el panóptico digital.
-Japón desde mi cápsula (Varsavsky)
-La sociedad de la Transparencia (Byung Chul-han)
-Topología de la violencia (Byung Chul-han)
-La agonía de Eros (Byung Chul-han)

Modulo 3
Mientras China despierta, el campo choca contra la ciudad: colisión de cosmovisiones en la “plaza del amor”, una “feria” callejera donde padres buscan pareja para sus hijos solterones.
El arte de la falsificación y la deconstrucción en China, según la mirada de Byung-Chul-han. Los alcances del concepto cultural shanzhai en el arte, la producción y la política.
La serie Black Mirror como distopía tecnoparanoica a la vuelta de la esquina en Asia (docente invitado Esteban Ierardo)
-La plaza del amor (Varsavsky)
-Shanzhai (Byung Chul-han)
-Sociedad pantalla (Esteban Ierardo)
-Morir por un I-Phone (Pun Ngai, Jenny Chan y Mark Selden)


Módulo 4
Elementos teórico-prácticos para la escritura de una crónica de viaje: la elección del tiempo verbal, el uso de la primera persona, la composición de escenas, la transmisión de la sensación y la apelación a los cinco sentidos en la obra de Ryzard Kapuscinsky (sus crónicas chinas).
-Viajes con Heródoto (Kapuscinsky)
-Ébano (Kapuscinsky)
-Apuntes sobre el manejo de las escenas (Alberto Salcedo Ramos – Material pedagógico de la Fundación García Márquez para el nuevo periodismo)

De qué se trata
El seminario ofrece un estudio de la obra del filósofo surcoreano Byung Chul-han, quien generó un boom mundial con sus ensayos breves analizando, desde una mirada original, la lógica de la sociedad neoliberal post Guerra Fría, marcada por la Era Digital. Esta suerte de Foucault 2.0 discute con el gran filósofo francés y plantea que el modelo panóptico clásico de sociedad disciplinaria no sirve más para estudiar el mundo actual, desarrollando en cambio el concepto de panóptico digital que funcionaría de otro modo.
A lo largo de cuatro encuentros, se hará un estudio teórico y una aplicación práctica de la obra de Chul-han a partir de las crónicas de viaje por Corea, Japón y China escritas por el docente, quien utiliza los textos del filósofo para indagar en la densidad de esas sociedades tecno-confucianas. Para ello, Varsavsky se fue 35 días a dormir en distintos hoteles cápsula de Japón, se sumergió en experiencias de realidad virtual, se alojó en el primer hotel de la historia atendido por robots, examinó la soledad extrema de los hikikomoris -jóvenes que se encierran durante años en su cuarto-, observó las características de una nueva sexualidad digital, asistió al campeonato mundial de robots y experimentó con la robótica en ferias tecnológicas.
En Corea del Sur investigó el alienante sistema educativo y la intoxicación digital que impide a muchas personas discernir entre el adentro y el afuera del mundo virtual, quienes terminan internados en clínicas que los regresan al mundo analógico. Varsavsky también se asomó a la cara menos luminosa del mundo Samsung, paradigma de un modelo radicalizado de estoicismo en el trabajo que condujo al país a tener la tasa de suicidios más alta del mundo desarrollado. Luego se internó en un monasterio budista para estudiar cómo es la vida de quienes rompen con la alienación laboral y tecnológica, donde se llevó algunas sorpresas. Y compara el modelo de una sociedad disciplinaria de manual (Corea del Norte) con su opuesto complementario y no menos radicalizado de la sociedad del cansancio y la transparencia (Corea del Sur).
En China el docente estudió el choque cultural entre las visiones del campo y la ciudad. Y usa la obra de Chul-han para comparar ciertas estructuras culturales del Lejano Oriente, que parten de concepciones de la historia del arte distintas a las occidentales, debido a una significación singular de lo que sería el original de una obra en la China milenaria: hoy, esto se traslada a los ámbitos de la producción tecnológica fake -shanzhai en chino- y al híbrido sistema político del Gigante Rojo.
Como cierre, se analiza la obra periodística del polaco Ryzard Kapuscinski (definido por García Márquez como “el mejor periodista de la historia”) quien ve a Heródoto de Halicarnaso como el primer cronista de la humanidad hace 2500 años. Un breve estudio de Kapuscinski como alma y  paradigma del cronista viajero -riguroso y medular- que busca entender, sintetizar y comunicar la complejidad del lugar de viaje. 

Consultas: viajarparacontarla@fundaciontem.org